POSTALES PARA EL TROVADOR: CARLES QUÍLEZ

anverso postal trovador carles quilez

reverso postal trovador carles quilez

¡En el buzón asoma otra postal! ¡Emoción, emoción! Carles Quílez nos escribe desde Sabadell una historia ardiente y apasionada.

Anímate a participar con una postal, aquí te decimos cómo hacerlo.

APAGA Y VÁMONOS

El amor que el trovador sentía por aquella doncella era tan grande que temía que no cupiera en su corta vida humana, así que imploró a los Dioses que le bendijeran con la eternidad; mas los celos del esposo eran todavía mayores y clamó al cielo para que aquel ladrón nunca volviera a acariciar el cuerpo de su mujer.

Los Dioses escucharon sus plegarias y el trovador devino inmortal, pero sus manos tornáronse de un fuego abrasador que quemaban todo cuanto tocaban.

Tanto lloró la doncella al verlo, que un día se convirtió en río. El amor siguió su curso.

 

Anuncios

Postales para el trovador: Ignacio J. Borraz

El cartero nos ha despertado haciendo sonar el timbre casi con obsesión. «¡Tenemos postal!». Le hacen tanta ilusión como a nosotros estas postales para el trovador. 

Como esta que nos manda Ignacio J. Borraz. ¡Muchas gracias, Ignacio!

LEYENDA DEL HAYIB Y EL TROVADOR ENAMORADO
Cuenta la leyenda que la dulce voz del trovador encandiló a la princesa y que en secreto su amor fue correspondido. Pero el hayib lo descubrió y esperó a la ocasión propicia para tornar las sonrisas en lágrimas. Pronto llegó aquel esplendoroso baile de primavera y con él la oportunidad de un castigo cruel. Al poco de empezar la velada, el hayib se dirigió al trovador:

—¡La verdad espero que no niegues! con tus rudas manos, a mi hermosa hija, tocar te has atrevido.

—No lo niego, mi señor; y es más, confieso que sus labios en mi mano derecha se posaron y, desde entonces, mi laúd suena prendado por su encanto.

—¡Soldados, cortadle esa mano! Sigue tocando para mí toda la noche y si vivo llegas al amanecer probado quedará tu amor y vuestro enlace permitiré.

Solo el final, lleno de esperanza, puede eclipsar lo que en aquel Palacio aconteció. Solo el final, lleno de alegría, puede acallar los gritos de dolor y la sangre oscureciendo las cuerdas tan rojas como la matna. Solo el final; cuando la primera luz iluminó al hayib mientras todavía sonaban los acordes de una bella melodía.

POSTALES PARA EL TROVADOR: ANA VIDAL

Desde la isla de La Palma recibimos de Ana Vidal un trovador asirenado.

Si te animas a participar con una postal, aquí te decimos cómo hacerlo.

20160426_125540-1

 

20160426_125513

 

Dicen que el primer trovador que llegó a palacio venía con nostalgia de una sirena, pues por ella había caído en amor. Cuentan que ella le mostró sus cantos en bajito, al oído, para no ensoñarlo y que él los aprendió y vino para cantarlos. En ellos ahora lleva la voz del mar y el aire salino y es por eso que las damas caen en amor a su paso y vagan por palacio como marineros tristes que han perdido el rumbo.

POSTALES PARA EL TROVADOR: JOSÉ LUIS PUNTAS (ARTEPUN)

Desde Sevilla nos escribe José Luis Puntas esta postal.

Si te animas a participar, aquí te decimos cómo hacerlo.

?

?

?

AZUCENA

Hussein es un trovador trovado, de él hablan en las redes sociales, suben vídeos y la gente le da a “me gusta”, pero no es feliz. Cuando escribió y recitó su primera glosa, se encontró de lleno con ella. Desde entonces vive encarcelado en su modesto piso de la calle Aljafería, con wifi, pero sin puerta de salida. Un rey cristiano, padre de la muchacha, ha levantado una fortaleza inexpugnable. Ataca con bolas de fuego, flechas envenenadas, calderos de aceite hirviendo, pero es en vano. No se rinde. A través del blog ha contactado con un grupo de microtrovadores, y están preparando su rescate y el de su princesa. El día, ya lo han fijado, el 14 de Mayo. Solo un comentario reciente de un tal Arbués inquieta sus sueños: “Os estaré esperando en la Bóveda, confundido entre los cuerpos geométricos”.

Arte Pun // www.codivergencia.blogspot.com.es

POSTALES PARA EL TROVADOR: SERGI CAMBRILS

Una nueva postal nos ha llegado desde Peñíscola. ¡Gracias, Sergi! Nos encanta el sello personalizado.

Postal1
Postal2

BAÑO HOSTIL

El doncel se dedica en cuerpo y alma a la trova y a la poesía. Cada noche, se arrodilla frente a la Gran Torre y narra con gracia su visión del mundo a la preciosa doncella que allí habita. La corteja desde hace tiempo, con palabras que encandilan, a pleno pulmón, y buscando la sonoridad de la rima. Las veces que la joven se asoma, un suave aleteo se anida en el pecho del trovador, y efervescentes hormigas le pellizcan el vientre. La espera siempre vale la pena; pero hoy, ella, está girada; no le exhala palabras de primavera ni promesas de abrigo como solía. Enmudece en la sombra y se limita a lanzarle la bravura de una ola, que disuelve las ilusiones del joven y las transforma en una espesa niebla que asciende encrespada hacia ella, para envolverla y estrangularla.

Programa VI Microqueda

PROGRAMA VI MICROQUEDADA, MAYO 2016

VIERNES
, 13 de mayo.

Cena en restaurante Fran Beer, en la Sala Roja (Parque Miraflores – Paseo de los Rosales, 36).

21:00 Quedamos en la terraza del Fran Beer. La cena un poco más tarde, sobre las

22:30 cuando hayan llegado todos los asistentes
Después de cenar, copas por la zona (Pub Lolita, La preciosa…).

SÁBADO
, 14 de mayo
12:00 Visita guiada al Palacio de la Aljafería con Gozarte. Descubriremos los cuentos y leyendas de amor en este palacio.

14:00 Comida en el restaurante de la Aljafería:

– Comida.

– Lectura de micros tuneados.

– Sorteo de micros tuneados entre los que han traído tuneado.
19:30 La Bóveda del Albergue de Zaragoza (C/ Predicadores, 70).

Copas, música y microrrelatos:

– Lectura del «Manuscrito enviado a Zaragoza».

– Juego del Presentador invisible: «Aquí venimos a hablar de tu libro».

– Acompañados por la música del cantautor Jesús Viñas García.
21:00 en adelante: Cena por el Tubo, Tapas, cañas, bocatas de calamares… Copas…

Sábado de cuerpos geométricos: bóveda y tubo

Por la tarde nos encantará llevaros a la Bóveda, un espacio en el que se mezcla música, poemas, relatos, eventos artísticos y literarios. Es una sede habitual de conciertos, proyecciones, cenas temáticas y otras actividades de ocio. Fueron las mazmorras de la casa del gran inquisidor Pedro Arbués. 

Un espacio con magia y lleno de una áurea que os envolverá.
Aquí leeremos el relato completo del Manuscrito, de boca de quienes lo escribieron y en caso de ausencia, de compañeros voluntarios para hacer vivo el fragmento de quienes con pesar no pueden venir. Después presentaremos los libros de quienes lo deseen, de una manera desenfadada y amigable. 
Tras ello, nos iremos a cenar al deseado Tubo. Sin reservar, a lo loco, ya que tantos es difícil y además aquí es costumbre picotear de aquí y de allá. Siendo mayo, el tiempo nos acompaña en la calle y será más facíl hablar con unos y con otros.

Postales para el trovador: Luisa Hurtado González

Tenemos nueva postal en el buzón. ¡Gracias, Luisa!

 

DOÑA MENDA

Yendo para el templo por el lado del barrio judío,

acompañando con la cabeza gacha a mi tío más pío,

quiso el Altísimo que me diese un aire, un nosequé, un algo

y obediente levanté la cabeza y, cosa rara, no era un fidalgo;

mi vista se posó sobre unos ojos almendrados y vi

que su dueño no era de aquí,

que más bien podía llamarse Alí

como a mí me nombran Doña Menda.

Desde entonces presa estoy del calor, del vahído, del desasosiego,

del insomnio, del poco hambre y de las ganas de un buen restriego.

Lo sé, soy cristiana, a mucha honra, pero ese musulmán,

turbante, ojos negros y tez morena, es el centro de mi afán;

él será el receptor de mis misivas, miradas y versos,

de todos mis suspiros y desvelos,

de a lo que saben las uvas con queso,

tan seguro… como me llamo Menda.

Así lo ha querido Dios, que conste, yo soy inocente, buena y pía

pero mañana, en su tienda, él será mío, diga lo que la gente diga.

Voy a hacer como que quiero comprar un regalo, una alhaja, cualquier cosa,

e intentaré que me toque la mano o se la cogeré, ¡me siento tan briosa!,

que no podrá evitar mirarme,

sonreírme, hablarme, tenerme,

yo que sé, lamerme, comerme

mientras susurra en mi oído “mi Menda”.

Postales para el trovador: Carmen Martínez Marín

   
 
Desde el Cabo de Palos, Carmen Martínez Marín nos manda un texto manuscrito. Gracias, Carmen.

Si te animas a participar, aquí te decimos cómo hacerlo.

ROMANZA PARA QUITAR EL LLANTO

​Alrededor de la torre cantaba un trovador romanzas a la luz de la luna. Entre callejuelas oscuras de la noche moruna. Cuando oyó los lloros de la princesa Azalea. Reposaba esta su desconsolado amor sobre el alfeizar de una lumbrera. El príncipe Ben-Zuncé partió de cacería sin hacerle aprecio alguno. Doliente y afligida allí seguía. Él, el Del Río trovaba a la alegría de las flores y los campos. Corría un 14 de mayo de finales del siglo IX cerca de la Aljafería.  

​Sin pensárselo un momento, él osado y muy dispuesto, le cantó afinado:
“Date un baño princesa en el patio del aljibe​
Olvídate del rey, mañana vendrá cansado y sin caza
Yo te cantaré toda la noche. Déjame subir a tu morada
Pues llevo tomillo y romero, mil y jengibre.
Será el bálsamo perfecto para calmar tu destemplanza”.
​Dicen los que saben de esta leyenda que rauda bajó ante tentadora promesa que el llanto se silenció y que desde entonces están las albercas de aguas llenas.

Carmen Martínez Marín
 

 

Postales para el trovador: Ángel Saiz Mora

Postal Ángel Saiz MoraReverso texto postal Ángel Saiz Mora

 

Ya nos ha llegado la primera postal para el trovador y nos la envía Ángel Saiz Mora. ¡Muchísimas gracias, Ángel!

Seguimos esperando vuestras postales. Podéis consultar cómo madarlas aquí.

Este es el texto de la postal:

LA DAMA VOLUBLE (por Ángel Saiz Mora)

Las miradas insinuantes de la desposada hicieron mella en la sensibilidad del trovador, de cuya garganta manaron poemas aterciopelados, para solaz de la corte de la Aljafería. Su atracción se estrechó tras el advenimiento de unos dolores en el vientre del hidalgo marido de la dama, merced a unas oportunas gotas ponzoñosas en su almuerzo. Presto, el artista se afanó en consolar a la hermosa viuda, más ésta reveló su carácter antojadizo. Al poco intercambiaba miradas con un bufón, que de inmediato le dedicó picantes coplas. Unas punzadas abdominales anunciaron al trovador que sus huesos nunca abandonarían la villa de Zaragoza.